Analizar la calidad estructural de complejo, de múltiples niveles y múltiples tecnologías es una tarea difícil pero crucial para asegurar que los sistemas no fallan.
Arquitectos empresariales necesitan una solución confiable y automatizada para garantizar sus trabajos de forma eficiente y estable para aplicaciones críticas en su negocio.